Protocolo Nacional de Alerta Temprana de desalojos de Vivienda Única y Familiar en Regímenes de Alquileres formales (Resolución 5/2021)

La resolución incluye:

  1. Ayudar a las familias que incumplieron contratos de locación durante la pandemia del coronavirus. 
  2. Desarrollar un Registro que permita la identificación de la persona, familia o grupo conviviente» potencialmente perjudicado. 
  3. Generar una base de datos con información personal de los locatarios; la composición del grupo familiar o conviviente, especificando personas en situación de vulnerabilidad; la inscripción del contrato en la AFIP y el plazo de vigencia del mismo, canon locativo, el monto y actualizaciones, y el pago de expensas, impuestos y/o servicios a cargo del inquilino. Tambien las características y condiciones edilicias del inmueble en cuestión; el ingreso, deudas y otros datos que contribuyan a la caracterización socio-económica de la persona o grupo locatario, y el estado en que se encuentran los procesos de desalojo e información de partes intervinientes
  4. Amplia 6 a 12 el número máximo de cuotas que los locatarios tienen para saldar las deudas por «diferencia de precio y por falta de pago, pagos realizados fuera de los plazos contractuales pactados o pagos parciales». 
  5. Establece grupos que serán priorizados: las familias monomarentales y monoparentales; las personas adultas mayores o en situación de vulnerabilidad; las víctimas de violencia de género; los discapacitados, y quienes están en extrema pobreza y/o indigencia.